Noticias de cultura y sociedad
Consejos para sobrellevar los múltiples gastos del mes y empezar con optimismo el nuevo año.
enero 2020

Consejos para sobrellevar los múltiples gastos del mes y empezar con optimismo el nuevo año.

Ahorrar sin darte cuenta: trucos para superar la cuesta de enero

Una vez terminada la Navidad toca afrontar la famosa cuesta de enero. El mes más difícil tras los regalos, las fiestas y las rebajas. Muchas personas hacen sus propósitos para el año que comienza y uno de ellos suele ser superar las primeras semanas con una planificación económica que ayude a sobrellevar los excesos del mes anterior. Para ello se puede seguir una serie de consejos que mejorarán el principio del 2020.

Hacer un presupuesto

El “abc” de la economía familiar y doméstica. No hay nada como confeccionar un presupuesto para controlar los ingresos y los gastos que hay en el hogar. Aunque hay que tener en cuenta que hay que separar las partidas estrictamente necesarias de las que no lo son. Debe ser un presupuesto equilibrado y, siempre y cuando sea posible, tratar de tener un pequeño colchón para cualquier imprevisto o empezar a ahorrar de cara a la planificación de unas vacaciones.

¡Cuidado con las rebajas!

Hay que moderarse antes de lanzarse a las tiendas una vez se da el pistoletazo de salida de las rebajas de invierno. Primero es aconsejable echar un vistazo al armario de casa y hacer limpieza de lo que ya no se utiliza antes de comprar. A continuación, hay que marcarse un presupuesto límite y hacer una lista con las prendas que realmente se necesitan. Es muy importante no caer en la tentación de los descuentos imbatibles. En los últimos años esto se puede hacer a través de la compra online, que evita seguir viendo ropa por todas las tiendas.

Comparar precios

Es uno de los errores que se puede evitar muy fácilmente. El hecho de ir siempre a comprar al mismo lugar por simple comodidad puede hacer que se esté gastando más sin darse cuenta. Si de verdad se quiere ahorrar hay que comparar en otros comercios, productos, compañías, etc., y aunque a corto plazo no sea mucho dinero, con el paso de los meses puede ser una fuente de ahorro importante.

Comer de casa

Si el trabajo exige comer fuera de casa la solución más rápida es cocinar por las noches y llevarse la comida en un tupper a la empresa. Te resta tiempo, pero a cambio se ahorra mucho dinero al evitar ir todos los días a un bar o restaurante, aunque sea de menú. Pero antes de la comida está el desayuno. Es otro de los gastos hormigas en los que más dinero se va. La costumbre de tomar el café fuera de casa supone un gasto de 400 euros a final de año. Así pues, desayunar en casa es otro de los trucos que puede ayudar en la cuesta de enero.

Ahorro en los hábitos domésticos

Existen acciones dentro del hogar que también pueden repercutir de forma positiva en el bolsillo. Por ejemplo, aislar bien la casa para aprovechar de forma correcta la energía, utilizar bombillas de bajo consumo o usar más el microondas en lugar del horno para ahorrar en torno a un 60-70% de energía. Otro de los consejos es cargar bien la lavadora, secadora y lavavajillas antes de encenderlos y saber muy bien qué se quiere de la nevera, ya que cada vez que se abre se despilfarra un 7% de energía. En definitiva, hay que saber controlar de forma adecuada las finanzas, gastos e ingresos y tomarse el tiempo necesario para huir de las decisiones precipitadas que pueden afectar directamente a la economía familiar.

NOS GUSTAN