PRODUCTOS ARTESANALES
Rosa Delgado – Mermeladas, zumos y patés artesanales
septiembre 2020

Rosa Delgado – Mermeladas, zumos y patés artesanales

“Me decidí por crear una línea de mermeladas que fuesen diferentes”

Rosa Delgado lleva 22 años en Fuerteventura, aunque es de Gran Canaria, y nos cuenta que llegó aquí y trabajaba en la administración y que comenzó con un pequeño taller de restauración de muebles y arquitectura, que tuvo que dejar por la falta de trabajo de restauración de la isla.

¿Cuéntenos como ha pasado de estas actividades a la actual?

Efectivamente, no se cuida y se restaura el patrimonio de la isla con la dedicación que sería necesaria. No hay demasiado trabajo en este campo y por eso no está todo lo cuidado que debiera. Hace ya unos años deje la administración y cerré el taller, así que decidí reinventarme. Mi madre era muy de innovar en la cocina y yo también soy bastante “cocinillas”, así que me decidí por crear una línea de mermeladas que fuesen diferentes. Tradicionalmente en las casas se hacían las mermeladas con las frutas sobrantes, pero en Fuerteventura la fruta no es el principal cultivo salvo alguna concreta, así que me decidí por aquello que más producimos y tenemos a mano en la huerta, que son ciertas verduras, como los pimientos, la calabaza, el pepino, el tomate, etc., mezclándolas con ciertas especies poco habituales en las mermeladas. El resultado ha sido la línea de productos Rufina, que hoy tengo en el mercado.

Es sorprendente la idea, sobre todo porque se asocia rápidamente la mermelada con el dulce. ¿Son dulces los sabores de sus mermeladas?

Todas tienen un punto de dulzor, nunca empalagoso y combinándolo de la forma adecuada, se consigue una sensación muy novedosa, que permite la fusión con diferentes alimentos con los que maridan perfectamente, aunque sean platos de carne o pescado.

¿Y con qué se puede combinar una mermelada de pepino?

Entre otros ingredientes lleva lima y resulta muy fresco al paladar y aparte del desayuno queda muy agradable con un plato de embutidos, por ejemplo.

¿Cuánto tiempo hace que nació “Rufina”, como empresa?

Aproximadamente 2 años y medio. Una de las cosas que pensamos fue darle una imagen un poco diferente del embase tradicional, con envases más pequeños y en varios tamaños y también pensando en los transportes aéreos, ya que mis mayores consumidores son turistas.

¿Y porque ese nombre?

Es el apellido de mi bisabuela y es un pequeño homenaje al clan de las mujeres de mi familia. Cada una de mis mermeladas lleva el nombre de una de ellas individualmente.

Vamos a detallar un poco la lista de variedades que se encuentran en su marca “Rufina”…

Mermelada de pepino, de tomate, de pimiento verde y de pimiento rojo, de tuno con chocolate, de plátano con gofio, de calabaza con mango, de naranja con ron-miel, también mermelada sin azúcar, aunque todas llevan azúcar morena de caña, también de manzana con higos, viendo un poco la demanda. Luego continué con el jugo de tuno y tengo mucha clientela para este producto, sobre todo personas en tratamiento de cáncer. Les va muy bien y les gusta mucho.

¿Ha asistido a ferias gastronómicas?

Si estuve en Madrid-Fusión y en la Feria Gastronómica, también de Madrid y en Lanzarote en la Feria Saborea. Curiosamente soy menos conocida en Fuerteventura, a pesar de vivir aquí , que en otros lugares de la Península y del extranjero. No deja de sorprenderme, que un chef japonés me compre casi toda la producción que tenía en Feria, o que cocineros de renombre, me pidan que realice pates o mermeladas concretas, para un plato especial que están preparando y sin embargo, curiosamente mucha gente de la isla, no haya probado aún mis preparados.

 

NOS GUSTAN