Espacio Feminista
junio 2022

Sólo rumores

Sólo rumores

Últimamente. Hace un tiempo que escucho, en boca de mujeres también, que cómo se pasan las feministas, que quieren estar en todas, que se quejan por todo, etc. Y es que lo que tienen ellas, es que son el hilo y las hebras reales del feminismo, son el tejido, el bordado global que lo une todo. En la práctica: Es abrir los ojos a la de al lado, a éstas por ejemplo; despertar conciencias del Tú importas, nosotras importamos; es la no sumisión al sistema ni a esos grupos de personas que nos impiden nuestro crecimiento personal, económico, laboral, emocional, etc. Incluso si buscamos la palabra feminismo en algún libro o publicaciones en Internet, su definición es escueta, pareciera escrita por hombres, hombres con muchas prisas. Feminismo: Doctrina, movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente estaban reservados para los hombres. Y punto, sin matices ni más explicación; por eso la importancia de documentarse y buscar más el fondo de la palabra. No fue el otro día que se inventó el feminismo. Más que una doctrina es el derecho que queremos, el mismo que el de los hombres, no pedimos limosnas ni peras al olmo sino que hoy reivindicamos y luchamos por dejar atrás nuestras carencias y marginación, muchas veces por ser mujer. Al igual que en otras sociedades también, porque no nos podemos mirar sólo nuestros ombligos, pensar en feminismo como algo global. Lo que hiere a otras, en muchos países, nos hiere a todas. Y que por fin nos sintamos orgullosas y valoradas de nuestras capacidades para solventar muchas veces la crianza, la economía de las casas, educar, alimentar, calmar, buscar la paz, o acaso... ¿ Hacemos guerras las mujeres del mundo ? Es algo innato, algo muy humano que nace de nosotras, pedir siempre la paz, incluso invocarla, y por eso las llamaron y aún nos llaman brujas.

Lidia Chacón de Vera

NOS GUSTAN