Noticias de Cultura y Sociedad
Vocabulario majorero
junio 2022

Vocabulario Majorero

Vocabulario majorero

Boliche:

canica, bola de vidrio, cerámica o un material semejante que se usaba en un juego ancestral que consistía en propulsar cada participante las suyas propias para golpear y «derribar» a las de los contrincantes (esta tarde hemos quedado con Juan y con Antonio para jugar a los boliches).

Babiecada:

tontería, necedad que se dice sin pensar (nos tenía bastante cansados porque llevábamos todo el día oyéndole decir babiecadas).

Mareta:

depósito de agua que se acondiciona en el cauce de un barranco u hondonada por donde suele discurrir el agua que se recoge para consumo humano o de los animales. Se cree que pudieron idearlas los primeros pueblos aborígenes, se asocian con Lanzarote y después se extendieron por todas las islas (habrá que ir a ver cómo está la mareta porque ayer llovió bastante).

Rolete:

tela gruesa enroscada que se coloca en la cabeza para que ayude a cargar sobre ella un objeto pesado como podría ser una cesta, un cubo o un cántaro. Por asociación, se llamaban así las defecaciones que se hacían en el campo con esta forma. También hace referencia a los moños de las mujeres con forma de rosca (se recogió en pelo en un precioso rolete parta salir con sus amigas).

Enterado:

se usa en sentido despectivo para referirse a personas que opinan de todo como expertos sin tener conocimientos suficientes. Es muy típica la expresión «enterado de la caja del agua» en el sentido de listillo y podría hacer referencia al antiguo reparto domiciliario del agua donde muchos se detenían a charlar sobre diversos asuntos (aquí llega el enterado del agua, a ver qué nos cuenta esta semana).

Hartanga:

cesta o lote de productos comestibles que se suele rifar en Navidad (lo mejor para conseguir fondos para ese proyecto será sortear una hartanga).

Arrejuntados:

aunque en sentido literal hace referencia a personas que se han colocado muy próximas unas de otras, también se refiere a parejas que conviven sin ningún tipo de cobertura legal o religiosa (no sé por qué me parece que esos dos están arrejuntados).

Jable:

deriva de la palabra francesa «sable», que significa arena, pero en este caso, en Canarias, se refiere a las enormes extensiones de tierra producida por las conchas marinas que llegan a las costas y son despertadas y molidas por el aire. Da nombre a una zona privilegiada de Fuerteventura muy valorada por los turistas y a la localidad de Morro Jable (los majoreros estamos orgullosos de nuestras costas, especialmente de las del jable).

 

NOS GUSTAN