Las entrevistas de Fuerteventura Magazine
Francisco Ramírez Ramírez - Fundador de la compañía Fran y Chemi
enero 2023

Francisco Ramírez Ramírez - Fundador de la compañía Fran y Chemi

“Cultivamos plátanos, piña tropical, todas las variedades de lechuga, hierbas aromáticas y papas locales”

Francisco Ramírez Ramírez, nos recibe para hablarnos de los inicios y proyectos de su empresa Fran y Chemi.

¿Cuéntenos cuando empezó su empresa?

Esta empresa fue fundada en 2006 y fue creada en Fuerteventura, aunque también trabajamos en Gran Canaria y Lanzarote. El origen fue en Gran Canaria, somos la cuarta generación de agricultores de la medianía de Telde, en un pueblito de nombre el Valle de los Nueve.

Curioso nombre, está claro que lo fundaron nueve personas…

Sí, así fue y luego fue creciendo. Mis abuelos ya eran agricultores y vendían en el mercado de Vegueta, y ya con mi padre, comenzamos a vender los productos que cultivábamos, en el Mercado Central de Gran Canaria. Somos una gran familia, ya que éramos ocho hermanos; yo soy el mayor y antiguamente había que ayudar a los padres, y más en las familias numerosas. Luego nos dieron la oportunidad de quedarnos en este mercado, o irnos a Merca Las Palmas, que es como una ciudad nocturna, que suministra a las islas menores y tiene mucho tránsito entre las dos capitales, Tenerife y Gran Canaria, con un intercambio de género en función de las necesidades. Gran Canaria produce más agricultura que Tenerife, por lo que habitualmente se envía más mercancía a esta isla.

Es fácil pensar que siendo más verde Tenerife, sería mayor productor, pero nos dice que es lo contrario.

Es por la orografía de la isla con tanta montaña, y no se dan las hortalizas en todos los meses del año en el norte de la isla, por el clima tan frio. En el sur es diferente y tenemos empresas con las que colaboramos, una característica de Fran y Chemi, es que tenemos muchos agricultores con los que colaboramos y que viven de nuestra empresa, tanto en Gran Canaria como en Tenerife y ahora en Fuerteventura y algunos en Lanzarote.

Antes de llegar a esta isla, ¿ya se llamaba Fran y Chemi la empresa?

No, con mi padre y mis hermanos fundamos en Gran Canaria una empresa de nombre Hermanos Ramírez Ramírez. Suministrábamos a todas las islas pero sobre todo en verano que es cuando crecía la demanda en Lanzarote y Fuerteventura teníamos muchos problemas para enviar los camiones a estas dos islas. La preferencia de las navieras es el turismo y no había espacio para los camiones y, siendo una mercancía perecedera, el problema era mayor. No pensaban que la falta de suministros, no permitiría dar servicio en los hoteles al turismo. Era una pelea constante día tras día, para meter algún camión, cuando necesitábamos enviar hasta siete camiones diarios.

¿Así es como se les ocurrió?

Efectivamente hable con mis hijos, les dije que pensaba que el futuro estaba en venirnos aquí para liberarnos de esta carga. Sabía que había que hacer una gran inversión y tendríamos más gastos, pero pensé que los clientes merecían tener un buen servicio y que a la larga valdría la pena. Vieron que estaba muy agobiado y decidieron ayudarme y así nació Fran y Chemi, que son los nombres de mis hijos y al fin es para ellos esta empresa.

¿Dan servicio diario a las islas?

Sí, vamos a los hoteles y de paso recogemos las mercancías de los distintos agricultores con los que trabajamos.

Tengo entendido que Fran y Chemi tiene también una gran finca productora en Fuerteventura...

Tenemos seis fincas con 35 hectáreas de terreno, donde cultivamos plátanos, piña tropical, y todas las variedades de lechuga que existen, además de hierbas aromáticas, de todas las clases que hay y muchas papas locales. Plantamos un contenedor dos veces al año. Para mí, las mejores papas de Canarias son las de Fuerteventura y Lanzarote, aunque tienen un precio superior al de otras islas. Pero el majorero diferencia las papas de aquí y no le importa pagar un poco más. Pasa igual con los tomates, son los mejores, reconocidos por todas las islas.

¿También hacen cultivos hidropónicos?

Lo usamos sobre todo para las lechugas y también col y otras verduras.

¿Necesitaran mucha agua?

Sí, con la que nos da el Consorcio es insuficiente, compramos también agua en Antigua que necesita ser desalinizada por osmosis inversa, para poderla usar. La sal que quitamos regresa al mar a través de una tubería puesta por el Cabildo, pues no se puede dejar en la tierra o la dañaría. Tengo mucho que agradecer al consejero de Agricultura que se está preocupando de ayudar mucho a los agricultores, pienso que la agricultura se ampliará en la isla a corto plazo.

¿Cómo surgió la idea de vender al detalle en sus instalaciones?

Nosotros trabajábamos sobre pedido, pero el consumidor pagaba mucho por frutas y verduras y comenzaron a venir a comprarnos. Les decíamos que no, que solo podía ser por sacos o cajas y volvían tras juntarse entre varias personas o familias para comprar un saco de papas, o una caja de naranjas, manzanas, etc. Se empezó a correr la voz y empezó a venir tanta gente, que no teníamos personal para atenderles, ni los medios adecuados. Así decidimos abrir este servicio, dentro de nuestro espacio, aunque no era nuestra idea inicial.

Eran los años 2008 y 2009, cuando la situación económica era muy difícil y ayudaron al pueblo majorero, al poder comprar a precios accesibles.

Efectivamente empezamos en plena crisis y al ver la gran demanda que teníamos, empresas colaboradoras empezaron a ofrecernos otros artículos, como un vino a muy bajo precio, azúcar con un buen margen, o unos pales de Coca Cola que siempre se vende y son un complemento, etc. y así fuimos aportando más artículos. Mi hijo Chemi ha creado otra empresa familiar, pero independiente, para suministrar envasado industrial a los hoteles, con el nombre del Abuelo de Oro, como homenaje a mi padre.

¿Alguna novedad más?

Tenemos nuevos proyectos, como una empresa de reciclaje, queremos ir diversificando y seguir creciendo.

 

NOS GUSTAN