Noticias de Cultura y Sociedad
Calle La Nasa
junio 2022

Las Calles de Fuerteventura

La pesca va unida a la vida de las islas, especialmente a territorios como el de Fuerteventura, aquejado de importantes sequías que hacían que sus habitantes se refugiaran en la ganadería y en las artes del mar como principal fuente de subsistencia. Basta visitar el Museo de la Pesca, junto al Faro del Tostón, en El Cotillo, para darse cuenta de la importancia del mar para los majoreros. En él se exhiben con minuciosidad infinidad de detalles y artilugios, entre ellos «nasas», un instrumento de pesca al que la localidad de Corralejo le dedica toda una calle. Rosario Sanz Vaquero

Calle La Nasa

Las calles de Fuerteventura

En pleno casco urbano de Corralejo, no lejos del muelle desde donde partían los barcos para hacerse con la codiciada pesca, encontramos una calle bastante corta a la que han dado el nombre de «La Nasa» rindiendo memoria y homenaje a este modo de operar de lo que se conoce en términos profesionales como pesca pasiva. La nasa es una red de forma cilíndrica que imita la forma de un embudo invertido. Por la parte más amplia se introducen peces más bien pequeños, pero también crustáceos y cefalópodos que son atraídos por un cebo que sea capaz de suscitar su atención. El preferido es el de cangrejo, aunque a falta de esta especie se usan también peces, siendo el jurel y la sardina los más empleados. Siguiendo el recorrido para llegar hasta él, se van introduciendo cada vez más hacia el fondo de la nasa hasta que les resulta imposible salir. Su estructura base consiste en un esqueleto de madera que une su parte superior e inferior con un sistema de varillas que se colocan de forma vertical. Esta estructura va forrada por otra serie de varillas de menor espesor, colocadas en sentido longitudinal a cada plano. A veces, la tarea de aislamiento se completa añadiendo distintos tipos de tela. Podría decirse que el entramado acaba conformando una especie de cesta. La nasa lleva una tapa de madera por su boca superior, con una abertura de entrada hecha habitualmente de plástico o algún otro material blando para facilitar la entrada de las presas. Esta cubierta tiene como finalidad obstruir la salida del pescado y se utiliza también para proceder al vaciado de todo el contenido. La pesca con nasa es una de las artes más antiguas y tradicionales. Los artilugios se colocan tumbados sobre el fondo marino y a merced de las corrientes. Se emplean bastante a menudo en algunos países iberoamericanos y, aunque se denominan de forma diferente, se trata de sistemas similares. En España se utiliza mucho en la zona del Cantábrico, sobre todo en Cantabria y Galicia. En Canarias también es muy conocida y no es extraño ver alguna de ellas decorando rincones de bares y restaurantes especializados en pescado y marisco. Todo un símbolo de mar que ayuda a no olvidar que el producto no llega al plato sin un esfuerzo físico y artesanal considerable.

 

NOS GUSTAN