Noticias de cultura y sociedad
Image
noviembre. 2019

De qué hablamos cuando hablamos de violencia de género

Según un informe de la ONU, la principal causa de muerte violenta para las mujeres de entre 15 y 40 años, a nivel mundial, es la violencia de género. En el 99´9% de las veces, será un hombre y en más de un 80% de los casos, será un hombre del entorno próximo. Ni estamos locas, ni somos exageradas. Han sido asesinadas más de 1.000 mujeres y menores por violencia machista. Demasiadas vidas truncadas que recordamos con dolor y rabia. Rabia, porque hablamos de cuántas mujeres fueron asesinadas, pero no mencionamos cuántos hombres han asesinado a las mujeres. Y aquí puede verse el efecto político que produce el uso de la pasiva. “Violencia contra las mujeres” es, “algo malo que les pasa a las mujeres”, nadie se lo hace…Pero, en realidad, la violencia machista es la representación máxima de la desigualdad de género. Desigualdad que sirve a los intereses del capital y crea, reproduce y legitima la violencia estructural que sufrimos.


De qué hablamos cuando hablamos de violencia de género
Cobrar menos por ser mujer, es violencia. Invisibilizar el trabajo de los cuidados, que te despidan por quedarte embarazada, la presión por ser madre, trabajadora y amante, la obligación de abnegar tu vida por los demás, el sentimiento de culpa por vivir tu vida libremente, educar a las niñas para ser princesas y a los niños para ser dragones, utilizar el cuerpo de las mujeres como reclamo publicitario, que la sanidad, la iglesia o el estado decidan sobre nuestro cuerpo, es violencia. Que, tras ser violada, pongan en duda mi testimonio, por ir borracha o en minifalda, es violencia. Tener miedo de volver a casa sola, también es violencia. La erradicación de la violencia hacia las mujeres pasa por atender cada eslabón de la cadena que perpetúa estas cifras de mujeres asesinadas. Por ello exigimos a las autoridades y organismos responsables a actuar ahora de forma eficiente y decidida, contra todo tipo de violencia en cualquier ámbito y dejar de lamentar ninguna víctima más. Exigimos que la violencia machista sea una cuestión de estado.

NOS GUSTAN