Montse Puyol

Bacterias marinas como precursoras de biocombustible para aviones

La reducción del impacto de la huella de carbono es uno de los temas que más preocupa actualmente a la humanidad y es por ello que un grupo de investigadores de la Universidad de Mánchester, en el Reino Unido, está siguiendo el camino de la biología sintética para la obtención de una más eficiente y confiable fuente de combustible para los aviones. Los científicos han descubierto que una especie de bacteria llamada Halomonas, que vive y se desarrolla en el agua de mar, son un sostén microbiano fácil y viable que puede ser diseñado, cambiando su genética, para producir compuestos de alto valor. Se podría conseguir con ello la elaboración de productos químicos, que pueden explotarse como precursores de combustible para aviones.

Montse Puyol Usos terapéuticos de los lodos marinos (I)

El procedimiento químico sintético es un proceso sostenible que no requiere energía, sino un recurso primario como es en el caso de las Halomonas, el agua de mar. La clave está en modificar de modo idóneo el genoma de la bacteria para que ésta cambie su metabolismo y produzca los compuestos químicos que se desean obtener. También se pueden sacar los genes de una planta e insertar la información en las bacterias para obtener una réplica de las moléculas de productos que actualmente cosechamos de los cultivos, logrando así abaratar costes de producción y la dependencia de factores ambientales. Montse Puyol www.aquamaris.org

Montse Puyol - Fundación Aqua Maris

NOS GUSTAN