septiembre 2021

Ayuda contra las quemaduras de sol

Quitar espinas de cactus

Tomar el sol con moderación es bueno para el cuerpo y el alma. Sin embargo, después de un cierto período de tiempo, que dura de forma diferente para cada persona, la piel "se quema". En cuanto note un ligero hormigueo, ardor o picor en la piel -los típicos signos de una quemadura solar- debe cambiar el sol por la sombra fresca. Si es posible, dúchese con agua fría o póngase un paño húmedo en las zonas afectadas hasta que la piel sobrecalentada se haya enfriado. En Fuerteventura, el aloe vera es la planta medicinal por excelencia contra las quemaduras solares leves: Aplique el gel generosamente en las zonas de la piel afectadas y déjelo absorber. Si no tiene esto a mano, puede ayudarse aplicando compresas con requesón o yogur. Las quemaduras solares graves, que quizás no se noten al principio por el viento refrescante durante una excursión o una siesta en la playa, deben ser tratadas por un especialista. También en este caso, la primera medida de ayuda es la sombra y las compresas húmedas refrescantes, pero luego debe ir inmediatamente a una farmacia para que le asesoren. Le recomendarán cremas o lociones analgésicas y antiinflamatorias. Si esto no supone un alivio y una mejora visible, debe buscar ayuda médica para evitar daños permanentes en la piel. En caso de quemaduras extensas de la piel y también si además de la quemadura solar tiene dolor de cabeza y fiebre, debe consultar urgentemente a un médico. La mejor protección contra las quemaduras solares es la sombra (la piel también se broncea aquí, pero menos fuerte), la ropa fresca de algodón que cubra el cuerpo y las cremas solares de alta protección (> SPF30).

NOS GUSTAN