junio 2021

Defensa vegetal contra los virus

Quitar espinas de cactus

Un sistema inmunológico intacto es el mejor requisito previo para protegerse contra virus como las bacterias y, en caso de que ocurra una infección, mitigar el curso de la enfermedad. Además de mucho ejercicio al aire libre, el menor estrés posible, un sueño reparador y una dieta saludable, también hay una serie de plantas medicinales antivirales y antibacterianas que apoyan nuestro sistema inmunológico. El ingrediente activo de la equinácea (Echinacea purpurea) está disponible en forma de tintura o pastilla, el extracto de raíz de geranio (Pelargonium sidoides) está contenido en la preparación “Umckaloabo” y la jara (Cystus incanus) tiene un efecto protector sobre las membranas mucosas en pastillas. El tomillo es de aplicación prácticamente universal, no solo se puede beber como té, sino que también se puede utilizar para hacer gárgaras y no debe faltar en ningún caldo sabroso o guiso picante. En general, la cocina local ofrece algunos ingredientes antivirales y antibacterianos per se. En primer lugar el ajo, que es parte esencial de cada plato, o el jengibre, que puedes conseguir fresco en cualquier supermercado y que es excelente como té, así como la cúrcuma fresca, que además de sus propiedades curativas, condimenta las bebidas y comidas añadiendo además color. Si realmente no puede acostumbrarse al sabor del tomillo o del té de jengibre y cúrcuma, puede condimentarlo con miel y limón, que también fortalecen el sistema inmunológico.

NOS GUSTAN